Seguidores

sábado, 2 de marzo de 2013

LA MASCARA DEL DUQUE DE PALMA



EL CARNAVAL

Como cada año   el pasado  mes de febrero se celebró  en España  el carnaval. Es una tradición muy antigua, de origen pagano  con  arraigo  en la mayoría de  los países de religión católica. Cada pueblo organiza según la costumbre las  fiestas para el  carnaval, los  desfiles de comparsas,  los bailes de disfraces y  distintos escenarios improvisados  ponen  de manifiesto la maravillosa  creatividad  popular. Pero sin lugar a dudas quienes más disfrutan de estos preparativos son  los niños. Para ellos el carnaval comienza con el diseño de los  disfraces, mientras  pintan  y decoran   las máscaras,  las caretas y  los accesorios con los que luego darán vida  al  personaje  con el que  se identificarán    durante las fiestas.
  Por lo general los disfraces que prefieren llevar suelen ser los de  héroes o princesas de cuentos  en cuya realización participan en forma conjunta con  los padres en  casa y en el colegio con    los compañeros   y la maestra.  Entre  todos  como en un juego y valiéndose de la imaginación colectiva crean el  personaje de ficción que el niño  recibirá   con alegría.
 Es un tiempo de fiesta  también para  los adultos y una ocasión para  permitir salir al niño que todos llevamos dentro,  para disfrazarnos   y  divertirnos   con  los  bailes típicos  del carnaval.  Dice  la leyenda que  en la noche de carnaval todo estaba   permitido, por eso las personas ocultaban su identidad con máscaras. En la antigüedad, en Venecia  hubo una época en que  se llevaban   máscaras en la vida pública;   sus ciudadanos desarrollaron una cultura en la que la ocultación de la identidad era muy importante.  Después del año 1100,  las máscaras   fueron prohibidas en Venecia  por  la Iglesia Católica, con excepción de   Navidad y  Carnaval, fechas   en las cuales   fueron  permitidas.  Las máscaras venecianas son  famosas por su  belleza  y se fabrican con moldes de papel maché decoradas con pieles, tejidos, joyas y plumas.

Cuando la magia  del carnaval nos abandona,  nos quitamos el disfraz  y retornamos a  nuestra rutina,  todo vuelve a la normalidad; excepto para   algunas personas que    continúan  con sus máscaras puestas,  son aquellos que   no se las quitan nunca  por  miedo  a ser juzgados por los demás. Es muy importante la personalidad que cada uno de nosotros se ha forjado y proyecta hacia los demás,  ya que la  palabra persona  proviene del latín que significa "máscara".  Por lo tanto, la "persona" es la máscara con la cual salimos  al mundo exterior para causar buena impresión, lo malo es que  la mayoría de las veces estamos tan pendientes de lo que piensan de nosotros  y de buscar   la  aprobación de los demás que  descuidamos  nuestro ser interior. Carl Jung lo  explicó  así:  "En cada situación social  el individuo desempeña diferentes "personajes" mediante diversas "máscaras": es amable y sonríe como un niño, actúa con indiferencia con algunos y pasa por tonto con otros. Así, la máscara permite cubrir la vida íntima del individuo frente a los demás y al mismo tiempo le permite adaptarse al ámbito social en los términos más convenientes.

LA MASCARA DEL DUQUE DE PALMA

En agosto de 2008 la prensa conmocionó a los españoles dando  a conocer el Caso Palma Arena en el que está imputado por corrupción el ex presidente balear Jaume Matas, junto con más de 30 personas, entre las cuales  también está imputado Iñaki Urdangarin, el  Duque de Palma.
Desde que se casó  en 1997  con la Infanta Cristina, Urdangarin habia ejercido ante la  opinión pública su condición de yerno ejemplar del rey Juan Carlos: guapo, de buena familia, amable, educado, atleta olímpico, padre de cuatro hijos, y por si fuera poco,  católico.
Urdangarin formó parte de la selección española de balonmano en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 oportunidad que le permitió conocer  a la Infanta Cristina. Después de jugar su último partido en Sydney el 30.09.2000,  comenzó la trayectoria profesional del otro Iñaki provocando el derrumbe de la imagen de yerno ideal que él mismo se había creado.
En 2004 fundó Nóos Consultoría Estratégica cuyas actividades investiga  la Fiscalía Anticorrupción por el supuesto desvío de unos 5, 8 millones de dinero público de las Comunidades de Baleares y Valencia entre los años 2004 y 2007.  En el Juzgado de Instrucción 3 de Palma de Mallorca se instruyen  Diligencias Previas sobre la investigación realizada por dicha fiscalía que  insiste en afirmar que Urdangarin se  apoderó de fondos públicos de las Islas Baleares mediante facturas falsas, presupuestos y servicios ficticios en calidad de Presidente del Instituto Nóos, una organización sin fines de lucro dedicada al patrocinio del arte, la cultura y los deportes.
Según palabras de los que llevan la investigación la operativa consistió en fijar precios totalmente desorbitados por los servicios prestados y que ese dinero fué desviado a empresas vinculadas a Urdangarin y a su socio Diego Torres, ex vicepresidente de Nóos. Según se publicó en el diario El Mundo ambos socios  emplearon presuntamente una fundación de ayuda a niños discapacitados creada por ellos mismos  para evadir dinero al paraíso fiscal de Belice.
En el programa "Caso Urdangarin" emitido por Telecinco, el periodista  Jaime Peñafiel dijo que el Duque de Palma cuando se casó con la infanta tenía  gran cantidad de deudas por multas sin pagar. Así mismo,  añadió el periodista  tampoco el consorte de la infanta Cristina había hecho  el servicio militar en una época en  que el mismo  era obligatorio,  alegando que era sordo y   no lo era.

En ocasiones corremos el riesgo de querer ser quien realmente no somos y de vivir por encima de nuestras posibilidades porque estamos  influenciados por el paradigma "Ser es Tener". Con  esta forma de pensar, corremos el riesgo de sentirnos mal si no estamos a la altura de las circunstancias y luego fracasamos en conseguir lo que nos proponemos. Nuestra disconformidad se debe en cierta medida, a la influencia de los medios de comunicación, encargados de promover un concepto de felicidad que conlleva implícito, comprar un coche más moderno, vivir en una casa lujosa y cómoda.

El caso  Urdangarin se suma a otros muchos casos de corrupción que se están destapando en España  como por ejemplo el de Marbella teñido de folklore, la trama Gürtel, entre otros,  siendo  el último caso el del tesorero Luis Bárcenas por  el pago regular de sobresueldos a dirigentes del P.P. Bárcenas está siendo investigado por fraude fiscal en relación a cuentas bancarias secretas en Suiza, donde tenía depositados 22 millones de euros. A la crisis institucional, económica y política que padece España,  se añade la  más peligrosa de todas,  la crisis  de los valores éticos y morales. Los valores que se han promovido en nuestra sociedad en las últimas décadas a través de la educación y de los medios televisivos son la individualidad y el triunfo sobre los demás, o lo que es lo mismo la llamada cultura del "arribismo" todo lo contrario de la solidaridad y  la cooperación. Esta nueva cultura ha cambiado los sentimientos de las personas que se manifiesta en la incapacidad  de sentir empatía hacia el prójimo. La empatía significa en simples palabras "ponerse en el lugar del otro" o ponerse en los zapatos del otro. Freud la define como la habilidad para imaginarse a uno mismo en el lugar del otro, y mediante este proceder, entender sus ideas, sus acciones, sus deseos, sus sentimientos. La total  falta de empatía  hacia las personas demostrada  por  parte de los políticos que ocupan cargos de relevancia en la dirección del país y de  aquellos que  representan al pueblo español, los llevó a  enriquecerse con fondos públicos a través de  la corrupción política. Hoy la tarea urgente para todos es  cambiar estos valores a través de la educación y de la comunicación  priorizando el bien de la comunidad.

Para finalizar,   dijo  Gandhi: "el éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino".